Escuela móvil ya no está, pero todo quedará escrito en la memoria.

Noticias

29 jul 21


Ante el cierre del programa de Escuela Movil queremos valorar el trabajo que lxs docentes realizaron estos últimos años. Compartimos una carta que ellxs escribieron.

Rosario, julio 2021

Compañeras y compañeros de ruta, viajeras y viajeros de Escuela Móvil: docentes, coordinadores, trabajadores de la cultura y de todas las instituciones de Rosario que fueron parte de este maravilloso proyecto.

Desde nuestra tristeza e impotencia, pero con tantos recuerdos felices por los viajes compartidos, escribimos esta carta para contarles que por decisión de la actual gestión Municipal el Programa Escuela Móvil ha dejado de funcionar. Convencidas y convencidos de que cada política pública que se cierra es un derecho que se pierde y profundiza la desigualdad, decidimos hacer pública esta situación porque consideramos que la ciudadanía tiene derecho a saber. Con ustedes hicimos posible que durante 15 años Rosario se convierta en un territorio de aprendizaje y asombro, de encuentro y patrimonio compartido, por eso sentimos la necesidad de contarles este desenlace que escapa a nuestras posibilidades como equipo. En estas líneas queremos hacer una breve memoria, intentar una bitácora del trayecto realizado.

Desde el año 2006 hemos sido un programa integrador y transversal,un aula itinerante, una escuela en colectivo que invitaba a niñas, niños, jóvenes, docentes, familias y público en general a recorrer en Rutas Educativas espacios públicos y significativos de nuestra ciudad. Monumentos, plazas, centros culturales, museos, cines, teatros, parques fueron, entre otros, los territorios que seleccionamos para organizar actividades a partir de variados lenguajes. A lo largo de los años, la perspectiva de género y la problemática ambiental fueron transformando y enriqueciendo nuestra propuesta. En esos ámbitos urbanos accedían a experiencias inéditas que invitaban a reinventar el mapa de Rosario descubriendo secretos, tradiciones, detalles, historias y relatos.

Compartimos algunas de las experiencias…

En La Casa del Tango viajeras y viajeros ensayaban los pasos del 2x4. En el Pasaje Juramento se encontraban con Lola Mora y sus esculturas para luego ingresar al Palacio Municipal, a meter “las manos en la masa” en un taller de escultura. Transitaban la Granja de la Infancia con actitud científica y exploradora para recoger olores, colores y sabores guiados por un mapa particular. En la Biblioteca Argentina les recibían personajes salidos de los cuentos de Julio Cortázar. En el Museo de Ciencias Naturales “Dr. Ángel Gallardo” cocinaban humita y conocían las leyendas de sus ingredientes. En el Bosque de los Constituyentes metían los pies en el barro experimentando la bioconstrucción. En el Monumento Histórico Nacional a la Bandera inventaban sus propias banderas de los afectos. En el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa escribían una historieta, pateaban un gol de media cancha y trazaban firuletes en la esquina del Bar El Cairo. En el Parque de España recorrían los túneles junto a personajes que contaban historias de antaño. En el Cine Lumiere se transformaban en artistas de “grandes luminarias”. En el Museo de la Memoria estudiantes de Nivel Superior ponían en juego el cuerpo para trabajar las luces y las sombras del pasado reciente. En el Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino construían ciudades imaginadas. En el “Museo Firma y Odilo Estévez” inventaban colecciones intangibles y en el Teatro La Comedia vivenciaban los secretos del detrás de escena y la historia de emblemáticos personajes de nuestra cultura. Y en Ayúdame a mirar se los invitaba a disfrutar de la danza, el teatro y la música rosarina en los distritos y teatros de la ciudad.

La experiencia y el intercambio junto a otras y otros en este viaje pedagógico también nos modificó porque aprendimos a concebir de otra manera al conocimiento, a las instituciones sociales, a la realidad y a la ficción, proponiendo lo lúdico como dispositivo privilegiado de aprendizaje.

Queremos agradecer especialmente a les docentes que tomaron en sus manos la propuesta yconfiaron en nuestro trabajo, leyeron nuestros materiales e inscribieron a sus grupos en nuestra convocatoria logrando que cada año más de 3000 niñas, niños, jóvenes y estudiantes de EEMPAS y profesorados recorrieran la ciudad en rutas educativas.  

Durante el año 2020, en contexto de Pandemia, elaboramos “Escuela Móvil en bici”, una propuesta virtual con la producción de 24 micros de animación semanales en los que dos personajes transitaban Rosario, encontrándose con estatuas que les contaban sus historias. Este año 2021 creamos materiales didácticos sobre esta Ruta para trabajar con público en general durante la Semana de la Lectura y para compartir con las escuelas y proyectábamos un recorrido por murales de la ciudad contemplando momentos de virtualidad y de presencialidad en los Distritos municipales.

Creemos que nunca es suficiente el trabajo para las infancias. Este programa ha posibilitado que viajeras y viajeros escriban en cuadernos de bitácora diarios de sus viajes por rutas que atravesaron el mapa de la ciudad con una propuesta educativa y cultural pregnada por el juego, el arte, la creación y el aprendizaje. Nos resulta imposible sintetizar estos cruces de lenguajes, recortar lo que nos pasó por el cuerpo y el corazón en estos años, siempre pensando en lo público como eje, en el trabajo colectivo, con la fortaleza de un hacer grupal que hoy también está escindido.

Lamentablemente es el momento de despedirnos del Programa Escuela Móvil. Queremos también agradecer a quienes han compartido y construido junto a nosotras y nosotros la propuesta: guías de viaje, artistas, coordinadores, trabajadores de la cultura en general por las ganas y la creatividad que pusieron en estos 15 años para que las Postas de Escuela Móvil sean una fiesta y estén plagadas de los lenguajes de la ciencia, del arte, de la naturaleza. Nos queda el reconocimiento de las más de 40 instituciones de Rosario con las que construimos en conjunto propuestas para la ciudadanía.

Por todo lo vivenciado y construido, compartimos uno de los tantos comentarios que hemos recibido:

 “A través de la experiencia junto a Escuela Móvil, vivenciamos el aprendizaje fuera de la institución escolar de una manera diferente en la cual compartimos emociones, sentimientos, colores, formas, figuras, sonidos, movimientos, silencios, risas, poniendo en juego todos los sentidos.”

Escuela móvil ya no está, pero todo quedará escrito en la memoria.

Claudia Schujman

Nora Schujman

Angie Strappa

Mabel Milano

Daniel Feliu

Elena Guillén

Darío Mure

Mariana Chiappano

Griselda García

Ver todas las Noticias