Educación Superior y Trabajo docente. Reflexiones e interrogantes.

Noticias

08 abr 20


Desde la Secretaría de Nivel Superior de Amsafe Rosario, junto a delegadas, delegados y docentes queremos hacer algunas valoraciones para el período de aislamiento social obligatorio.

En primer lugar, recordar al gobierno provincial y a la ministra en particular, que estamos en un estado de excepción donde las condiciones de vida cambiaron totalmente para la comunidad educativa en general

Es tiempo de pensar distinto, para un hacer distinto: el esfuerzo es colectivo, para cuidarnos por eso es necesario revisar el año académico, flexibilizar plazos y desacelerar imposiciones curriculares, para no sentirnos bajo presión.

Queremos seguir sosteniendo nuestra función pedagógica y nuestra posición enseñante, pero alertamos contra “mandatos”, que pretenden espejar computadoras con docentes, casas con escuelas y aulas con “aulas virtuales” ya que no es posible reemplazar el vínculo pedagógico presencial.

Es necesario visibilizar nuestro nuevo trabajo de preparación, reorganización y planificación, para un/a estudiante real. Planificamos, en la búsqueda de formas alternativas que están a nuestro alcance para establecer un vínculo pedagógico ahora mediado por la virtualidad.

Sostenemos que la virtualidad no democratiza necesariamente las relaciones pedagógicas. Esta falacia se destruye con apenas una mirada sobre las situaciones concretas de vida. ¿Es necesario recordarles a los funcionaros del ministerio que un gran número de estudiantes son sostén de familia y viven en contextos de vulnerabilidad, debiendo hacerse cargo de familiares, mandados, tele trabajo, etc.? La falta de insumos y de conectividad, se traduce en inequidad, imposibilidad y desigualdad, no todos/a tendrán acceso. Ninguna circular puede desconocer dicha realidad. La escuela pública es inclusiva y no excluyente.

Exigimos políticas educativas públicas para modificar estas condiciones. Los/as docentes, no vamos a permitir que la política neoliberal se cuele por la pandemia, los acuerdos con plataformas virtuales, como Google for education, implican ventas de datos a empresas multinacionales que se enriquecen cada vez más de esta situación.

Entendemos que la continuidad pedagógica virtual no puede ser flexibilización laboral y naturalizar aquella idea del trabajador virtual que se encuentra las 24 horas disponible. Actualmente trabajar en el domicilio bajo condiciones de aislamiento resulta en una mayor sobrecarga para secretarixs y prosecretarixs, docentes y equipos directivos.

Los/as docentes no podemos quedarnos inmóviles frente a un ministerio que: demora la constitución de los equipos intermedios, no carga a los reemplazantes, ni a los titulares concursados, desampara a los equipos de gestión y ni siquiera contesta sus consultas.

Decimos no:

-A las presiones laborales en aislamiento que atacan nuestras condiciones de salud y trabajo.

-A plazos que nadie puede cumplir. No se “cae” ninguna regularidad, no se pierden años en tiempos de Pandemia.

-A evaluaciones virtuales, porque requieren de un encuadre normativo.

-A una educación virtual excluyente, sin condiciones justas para todos y todas.

-A la entrega de datos y su posible utilización económica por parte de empresas multinacionales.

La escuela pública, es con acceso gratuito, software libre y sin costos de datos.

Seguimos reclamando

Toma de posesión de docentes titularizados.

Carga de las horas para docentes de lenguas de señas de Nivel superior

Horas y cargos que el sistema necesita.

Ver todas las Noticias