Sobre la propuesta salarial

Noticias

22 feb 14


El pasado jueves el gobierno entregó en las paritarias la propuesta para ser considerada por los docentes. Es importante que todos los compañeros la valoremos debidamente, participemos del debate y definamos nuestra posición.

El gobierno provincial afirma que la propuesta no se puede modificar y que si no se acepta será retirada. Rechazamos esta actitud autoritaria que se parece bastante a la amenaza del gobierno nacional de cerrar por decreto la paritaria docente.

También rechazamos las declaraciones de la secretaria general Sonia Alesso quien sostiene “que es la mejor propuesta nacional”. Este tipo de comentarios son más esperables de los gobiernos.

Pero más allá de las comparaciones, creemos que la propuesta presentada está lejos de nuestros reclamos, nuestras necesidades y también de las posibilidades concretas del gobierno.

En primer lugar hay que considerar que la propuesta pretende legitimar la baja de nuestro salario.

Se trata de un aumento en cuotas. Algo más de un 20% en marzo a cobrar en abril está muy por detrás del acumulado de los aumentos de precios del 2013 y los primeros meses de este año 2014.

Llegaríamos al 30% recién en agosto, por lo que si anualizamos la cifra el aumento ronda el 25%.

Podríamos comparar con cualquier precio (yerba, carne, lácteos, alquiler, impuestos, transporte, combustible, etc.) y no quedarían dudas sobre la baja de nuestro salario. Como venimos diciendo, frente a la crisis buscan que nuestros salarios sean las variable de ajuste. Corremos detrás de la inflación y cada vez desde más lejos.

Decíamos también que el aumento está por detrás de las posibilidades del gobierno. Sin reforma impositiva, sin cobrarle más a los que más tienen, la recaudación provincial supera en más de un 30% a la del año pasado. Con estos números, la parte de los gastos provinciales destinada a los salarios docentes será menor a la del año pasado.

La propuesta mantiene el achatamiento actual de las escalas y en algunos casos lo profundiza: los catedráticos vuelven a tener una aumento menor al resto de los docentes.

Para cobrar a comienzos de marzo se plantea una suma “en negro” que varía de acuerdo a tramos de antigüedad y cargos. Esta suma se paga proporcional a los días trabajados en febrero. Así se agrega una nueva sanción a los reemplazantes a los que no se los convocó en este mes y vienen sufriendo la aplicación del 3029 que sigue dejando sin trabajo a cientos de compañeros.

La propuesta habla de un “monitoreo de la evolución del salario” y la posibilidad de una reapertura a mediados de año. Ya conocemos ese verso, dijeron eso el año pasado y el resultado fue que los salarios se mantuvieron sin modificaciones hasta marzo de este año.

Las Asignaciones Familiares se mantienen congeladas en los montos miserables que paga la Provincia.

Finalmente vale aclarar que la propuesta es exclusivamente salarial. Nada se avanza sobre otros temas; concursos, jornada extendida, comités mixtos, infraestructura escolar, etc. vuelven a ser mencionados por enésima vez para ser tratados en futuras comisiones técnicas. En particular resulta urgente el aumento de los montos miserables que el gobierno paga por copa de leche y ración de comedor.

Para el análisis de todos los compañeros hemos impreso miles de copias del acta paritaria con las grillas respectivas.

Por todo lo desarrollado anteriormente creemos que la propuesta debe ser rechazada y planteamos la necesidad de construir la lucha provincial y nacional docente con un contundente no inicio el día 5 que nos permita lograr el salario que nos merecemos.

Movilización:

Miércoles 26 a las 10 horas desde la Plaza 25 de Mayo hacia la plaza San Martín; en unidad con los docentes de todo el país

Ver todas las Noticias