Vuelvo (la crisis) virtual

Noticias

04 ago 15


Documento de debate ante el Plan Vuelvo a Estudiar Provincial propuesto por las Secretarías de Media y Técnica de Amsafe Rosario.

Con una enorme campaña de difusión en los medios, el gobierno de la provincia de Santa Fe se lanzó a difundir su última creación: el plan Vuelvo Virtual. Este plan es promocionado por los medios de comunicación como “la escuela que no cierra” o “la escuela en la que no puede hacerse la chupina (faltar a clases)”. En realidad, lo que intenta esconder esta nueva modalidad es la crisis de las políticas educativas de los gobiernos de turno, que se han dedicado a vaciar la escuela pública y favorecer las empresas educativas privadas.
Esta crisis es particularmente palpable en el nivel secundario donde, según cifras oficiales, el 50% de los adolescentes no terminan la escuela en tiempo y forma. Frente a semejante cuadro de situación existen dos caminos posibles: el de cualquier gobierno que se precie de intentar generar un futuro viable como país, la lógica indicaría crear las escuelas, los cargos y las condiciones en las familias y los docentes para que esos chicos y chicas terminen la escuela secundaria como corresponde; pero la política del Consejo Federal de Educación, donde están los ministros de Educación de todos los partidos políticos patronales (FPV, PRO, FCyS, PJ, UCR, etc.) se ha decidido por maquillar y esconder la situación, transformándose así en un “INDEC de la Educación”, que oculta las cifras reales de la crisis.
Es así que las provincias y la Nación se han llenado de “propuestas innovadoras” que intentan esconder una realidad dolorosa, la que indica que nuestros adolescentes están abandonados por el Estado. Así aparecen primero el Plan FinEs, de una enorme precariedad laboral para los docentes y con un vaciamiento de contenidos notables y, como último jalón (por ahora) de estas “brillantes innovaciones”, el plan Vuelvo Virtual.
Este plan se enmarca en una de las reformas educativas que resultan de las más peligrosas para la educación pública en general y para la educación de Adultos de la provincia de Santa Fe en particular. Esto es así porque pone en riesgo la continuidad misma de la Escuela de Educación Media para Adultos, una experiencia de educación que tiene 40 años en la provincia.
El plan Vuelvo Virtual establece el cursado a través de una estructura modular (no por materias como la escuela secundaria de adultos) y con “un especial énfasis” en un proyecto sociocomunitario como instancia evaluativa final. Esta estructura modular tiene su origen en los acuerdos y documentos bases para la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos (EPJA) del Consejo Federal de Educación. Tales documentos comprometen seriamente los fundamentos mismos de la educación pública, poniendo en cuestión las relaciones básicas de la educación, como ser la relación cotidiana entre docentes y alumnos. Esto es así porque allí se modifica radicalmente la presencialidad en las aulas y el cursado cotidiano como elemento constitutivo de la educación y se la reemplaza por conceptos tales como “carga de trabajo” y “horas de contacto entre docentes y alumnos”, establecidas en cantidad de horas- reloj. Esto prepara el terreno para que tanto en la educación de Adultos como en otra modalidad, la presencialidad vaya perdiendo terreno progresivamente de la mano de la “virtualidad” y del “contacto”. Es la escuela “sin paredes” que promocionan los tecnócratas de la educación.
Junto con estas indicaciones, los acuerdos del Consejo Federal en los que se basa el Vuelvo Virtual plantea que esta estructura no tiene que estar organizada en torno a materias o asignaturas sino a través de saberes socialmente significativos. En el caso del Vuelvo Virtual estos módulos serían “ Construcción Social de Ciudadanía”, “Diversidad Cultural y Desigualdades”, “Educación para el trabajo en Contextos Complejos”, “Comunicación y Lenguajes”, “Promoción y Construcción de Entornos Saludables”, “Ciencias, Tecnologías e Innovación” entre otros, según promociona la página oficial. Aquí estarían integrados los NAP (Núcleos de Aprendizajes Prioritarios) de las distintas materias según afirma la propaganda gubernamental. Estos saberes, según los documentos bases del CFE, podrían acreditarse total o parcialmente y tendrían la flexibilidad para hacerse en cualquier momento y se plantea que habría 12 módulos que se acreditarían a lo largo de 3 años.
El plan Vuelvo Virtual ha logrado concitar una gran expectativa a partir de una enorme maquinaria mediática a su servicio. Más de 3000 inscriptos comenzarán su cursado virtual. Esta cantidad de cursantes, de los cuales más del 70 % tiene más de 30 años, podrían estar formando parte de las EEMPA, modalidad de enorme crecimiento en la provincia en los últimos años. Sin embargo, en lugar de fortalecer estas escuelas, la provincia ha decidido por darle lugar a la virtualidad. Esto no es casualidad. El vaciamiento de contenidos educativos es una política de estado de los gobiernos de turno y este plan es un paso más en esa dirección.
El plan Vuelvo a Estudiar en su conjunto cuestiona seriamente los derechos laborales de los docentes y de los diversos trabajadores involucrados, como así también la educación de los destinatarios de ese plan, ya que se les otorga una educación vaciada de contenidos formativos con saberes de carácter instrumental. Esto tiene su máxima expresión en lo que se dio en llamar “Vuelvo a Estudiar – Juventudes Incluidas” de la ciudad de Santa Fe, donde los tutores son en su totalidad estudiantes avanzados de profesorados y de la Licenciatura de Trabajo Social, que tienen un trabajo de carácter voluntario, demostrando de esta manera la pérdida de derechos laborales de quienes trabajan en este plan.
Pero volviendo a la virtualidad, el Plan Vuelvo a Estudiar se va transformando de a poco en una línea educativa paralela a la educación secundaria provincial. Ya no basta con falsear datos sobre la cantidad de alumnos que supuestamente han vuelto a las aulas con este plan. Ahora también surgen “líneas” nuevas de acción que plantean ya no solo vaciar de contenido las materias de la escuela secundaria si no también formalizar la deserción y el abandono de los alumnos en las aulas escolares.
Esto no constituye una “política compensatoria” de parte del Estado, es una verdadera declaración de abandono de la escuela pública, ya que no sólo se niega la posibilidad de sumar cargos y horas para que las escuelas tengan todos los docentes que los alumnos necesiten si no que se plantea profundizar la desconexión pedagógica entre alumnos y docentes planteando de esta manera una educación pública sin sentido de construcción social.
La virtualidad es una herramienta más de construcción educativa, utilizable en diferentes contextos a través de las TICs. Pero la utilización de estas herramientas no subsanan la ausencia del 50% de nuestros adolescentes en las aulas. Mucho menos compensan el vaciamiento de contenidos curriculares que se diluyen a medida que las reformas educativas se van insertando en las escuelas. Estas políticas gubernamentales transforman las instancias coyunturales y paliativas de algunos problemas en políticas permanentes y de fondo, presentando así la crisis educativa como un escenario permanente y prolongado del cual no sólo no se puede salir si no que los gobiernos parecieran querer prolongar indefinidamente.
Párrafo aparte merece la conducción provincial de AMSAFE, que tiene al frente a la actual secretaria general de la CTERA, Sonia Alesso. Esta conducción, tanto en el ámbito provincial como en el nacional, ha avalado con su silencio cómplice, estos planes educativos con la excusa de que son “inclusivos” para la escuela secundaria. Inclusivo es abrir más escuelas, tener no más de 20 alumnos por curso, bajar el máximo de la carga horaria docente a no más de 30 hs cátedra semanales con el actual sueldo de las 44 hs cátedra, tener gabinetes socio-pedagógicos en cada escuela, darle derechos laborales a los cientos de tutores académicos que deambulan por las escuelas sin estabilidad laboral y sin sueldos dignos, por ejemplo. Pero esa inclusión no está en el programa sindical y político de esta conducción sindical. Por el contrario, se ha hecho de la obsecuencia gubernamental un programa de acción y de la aparición como apaludidores en los actos oficiales la tarea sindical prioritaria.
Desde AMSAFE Rosario rechazamos el vaciamiento pedagógico y curricular que significa el Plan Vuelvo a Estudiar en su conjunto y en sus diferentes líneas. Reclamamos educación de calidad para la totalidad de los adolescentes, jóvenes y adultos que quieren hacer valer su derecho a la educación. Por eso planteamos la defensa irrenunciable de las EEMPA como modalidad de la educación secundaria de Adultos que concentra la experiencia de 40 años de trabajo consecuente y coherente de miles de docentes. Reclamamos también la plena vigencia de los derechos laborales de los diferentes trabajadores de la educación que se ven vulnerados por la precariedad de este plan que además de ocultar la crisis educativa pretende atacar nuestras condiciones de trabajo.
No hay acceso a una educación emancipadora y de conciencia crítica si no existe la formación
como tarea educativa y la relación pedagógica entre alumnos y docentes es la base
fundamental de esa educación liberadora.

 

Secretarías de Media y Técnica
Asociación del Magisterio de Santa Fe
Delegación Rosario
Agosto de 2015

Ver todas las Noticias