Declaración de Amsafe Rosario ante los cambios de gobierno

Noticias

05 nov 19


Finalmente se cumplió todo el proceso electoral y ya sabemos que el 10 de diciembre habrá nuevos gobiernos tanto a nivel nacional como provincial.

La transición aparece muy compleja porque habrá cambio de partidos gobernantes y porque la crisis económica y social no hace más que profundizarse. El valor de nuestra moneda y las reservas del Banco Central siguen cayendo mientras los precios (en particular los de los alimentos, las tarifas y demás artículos de primera necesidad) suben y suben: ya se habla de una inflación para este año cercana al 60%. La producción, el consumo, la ocupación, el salario y las jubilaciones se deslizan por un tobogán que parece no tener fin. El marco regional aparece definido por un FMI que reclama cobrar sus “deudas” y las inmensas movilizaciones de los pueblos hermanos de Chile, Ecuador y Haití que dicen basta a las políticas de saqueo, ajuste y concentración económica; sin dudas estas movilizaciones muestran el camino para cuando se trata de ir a fondo contra todas las políticas contrarias a los intereses populares.

Los que se van

El gobierno de Macri se va derrotado en primera vuelta producto de una gestión que llenó los bolsillos de unos pocos a costa del padecimiento de millones, hundió la economía nacional y elevó la deuda externa en forma vertiginosa. Atacó a la salud y la educación pública y deja un nivel récord de pobreza que ronda el 40%.

En Santa Fe el gobierno saliente de Lifschitz vuelve a amenazar con no pagar la cláusula gatillo acordada en paritarias mientras cada mes nos recorta una parte del aumento que nos corresponde de acuerdo a los índices oficiales de inflación. El Ministro Farias plantea dudas con que en los salarios que cobremos a comienzos de diciembre podamos cobrar el porcentaje correspondiente a la inflación de septiembre (4,7%). Igual que nosostrxs el Ministro sabe que para esa altura lxs docentes ya habremos pagado de nuestros magros bolsillos la inflación de septiembre, de octubre y de noviembre, pero parece que ese es un detalle sin mayor importancia; es que así funciona este sistema: empresarios y gobiernos hacen sus cálculos, definen precios y tarifas, y después ven cuanto le toca perder a nuestro salario. La firma del Pacto Fiscal que venimos denunciando desde hace años está en la base de las dificultades financieras del gobierno provincial.

Breve párrafo aparte para repudiar al Gobernador saliente por las asignaciones familiares: se va “invicto”, en los cuatro años de su mandato las mantuvo congeladas en un marco de niveles de inflación muy altos. Hoy los $260 por hijo no solo son el valor más bajo del país sino una afrenta a las madres y los padres que trabajamos en el Estado santafesino y a nuestrxs hijxs.

Lo que se viene

No es necesario ser adivino para saber que seguirán los tiempos difíciles. Los mismos gobiernos entrantes no se cansan de repetirlo. El nivel de endeudamiento y la caída de la actividad económica son elementos claros en ese sentido.

Realmente indigna ver cómo el debate sobre la reforma constitucional está en el centro de las discusiones entre los distintos sectores políticos de Santa Fe. Para esta casta de dirigentes la “rosca política” y la posibilidad de la reelección del gobernador parecen estar por encima de las necesidades más urgentes de la gente.

Frente a la crisis la gran pregunta vuelve a ser: ¿quién paga los costos? ¿Una vez más tendremos que seguir pagándola lxs trabajadorxs o tendrán que hacerse cargo los que se vienen llenando los bolsillos: el capital financiero internacional, los bancos, las cerealeras, las petroleras, los grandes terratenientes? ¿Se puede acordar con el FMI y a la vez atender los legítimos y urgentes reclamos de lxs trabajadorxs y demás sectores populares?

Creemos que se no se trata de esperar y ver cuál será la respuesta a estas preguntas sino de asumir nuestro lugar desde la organización sindical y, con la autonomía que corresponde, luchar en defensa de nuestros derechos: los que nos sacaron en estos años y los que aún nos quieran sacar.

La autonomía del sindicato, la independencia de lxs trabajadorxs es lo contrario de lo que vienen proponiendo importantes dirigentes de nuestro sector como Hugo Yasky de la CTA-T, Roberto Baradel del Suteba y la Ctera o Jorge Hoffman de ATE Santa Fe y la CTA-T. Con absoluta claridad estos dirigentes se ubican como parte del gobierno y desde allí llaman a que abandonemos nuestros reclamos y nos sumemos al “pacto social” que propone el gobierno de Alberto Fernández. Baradel ya anunció que en marzo los docentes bonaerenses comenzarán las clases sin ninguna medida de fuerza (a pesar de los bajísimos salarios que tienen y las malas condiciones de trabajo), Yasky dijo que “las dos partes” (empresarios y trabajadores) teníamos que ceder y que estaba a favor de un “congelamiento de salarios” (¡Si!, aunque cueste creerlo eso dijo un dirigente sindical). Jorge Hoffman propuso acabar con la “cláusula gatillo” en Santa Fe, pero no para ver como la transformamos y la mejoramos sino para hacerle coro a Perotti que quiere dejarla atrás y así tener las manos más libres para recortar salarios. En la fila de los entregadores sigue Andrés Rodríguez de UPCN que afirmó que no piensa pedir ningún bono de fin de año… aunque el salario esté en niveles bajísimos. Además, es necesario denunciar la actitud de la Ctera que conduce Sonia Alesso que se reúne alegremente con el futuro presidente, pero mira para otro lado mientras lxs docentes de Chubut se desangran en una lucha que ya lleva varios meses.

La autonomía del sindicato, la unidad en la lucha (que nada tiene que ver con la unidad de dirigentes en la CGT) y la independencia de lxs trabajadorxs es lo que más que nunca tenemos que sostener estando en las calles. Se lo dijimos al gobierno de Macri y se lo decimos a los gobiernos electos de Omar Perotti y Alberto Fernández: las calles son nuestras y no las vamos a abandonar porque sabemos que son el mejor terreno para defender colectivamente todos nuestros derechos:

  • ✔ 1- En primer lugar, el salario que de ninguna manera puede ser moneda de cambio. Haciéndola cumplir correctamente, mejorándola y dándole continuidad a la “cláusula gatillo” debemos buscar los mejores caminos para recuperar nuestros ingresos. Mientras los empresarios ya aumentaron nuevamente los precios para tener un colchón preventivo frente a cualquier congelamiento, algunos nos quieren llevar a un congelamiento salarial para que volvamos a perder. Además, volvemos a insistir en la necesidad de una mejora sustancial de las asignaciones familiares.

  • ✔ 2- No menos importante es la defensa de nuestros derechos previsionales. Ya empiezan a circular por los grandes medios algunos números que muestras situaciones escandalosas y déficits importantes. Pero los privilegios de algunxs funcionarixs políticos o judiciales no tienen nada que ver con la situación del sector docente que no ha sido deficitario. Que nadie crea que puede avanzar libremente sobre nuestro sistema jubilatorio, lxs docentes vamos a saber defenderlo.

  • ✔ 3- Es urgente la recuperación de nuestro derecho a la salud afectado por los “tarifazos” y los recortes en el Iapos. Sus autoridades deben saber enfrentar la creciente “mercantilización” de la salud que siempre terminamos pagando lxs afiliadxs. Rechazamos cualquier aumento que vaya por encima de los aumentos salariales y exigimos la recuperación plena de todas las prestaciones y el acceso real a los medicamentos necesarios. También denunciamos la continuidad de la “tablita de Balagué” y otros mecanismos que solo buscan cercenar nuestro derecho a la licencia.

  • ✔ 4- El debate sobre el presupuesto provincial debe cambiar la tendencia de los últimos años e impulsar la mejora del presupuesto educativo. Así podremos garantizar los recursos necesarios para recuperar el salario, la creación de los cargos necesarios y el mejoramiento de las escuelas y las condiciones de enseñanza-aprendizaje.

Para el 10 de diciembre falta más de un mes y la situación se sigue agravando. Todxs sabemos que nada puede cambiar mágicamente ese día. En lo inmediatos tenemos que exigirle al gobierno actual el cumplimiento de la cláusula gatillo y los demás acuerdos paritarios pendientes. Y señalarle a las futuras autoridades que no estamos dispuestos a seguir perdiendo derechos y nos proponemos recuperar los que nos han quitado. De ninguna manera podemos aceptar que nuestros salarios queden congelados desde diciembre hasta marzo; en lo inmediato reclamamos la continuidad de la cláusula gatillo hasta la próxima paritaria.

Rechazamos la actitud totalmente pasiva de la CD Provincial que con este panorama ni siquiera llama a una Asamblea provincial para que lxs docentes podamos debatir y definir acciones colectivas.

Vivimos tiempos complejos que reclaman el protagonismo de todxs. Desde Amsafe Rosario, desde todas las escuelas, debemos asumir el compromiso de impulsar los debates y sostener las luchas colectivas necesarias en defensa de la escuela pública, el salario, las jubilaciones, la salud y el conjunto de nuestros derechos.

  • ✅ Defensa del salario. Efectivo cumplimiento y continuidad de la cláusula gatillo. Recomposición de las asignaciones familiares.

  • ✅ Defensa de la Caja de Jubilaciones y de todos nuestros derechos previsionales

  • ✅ Basta de tarifazos en el Iapos. Por una obra social que garantice la cobertura integral de salud de todxs sus afiliadxs

  • ✅ Por mejores condiciones de trabajo y el respeto a nuestro régimen de licencia. No a la tablita de Balagué.

  • ✅ Aumento del presupuesto educativo en la provincia y la nación. Plata para salud y educación y no para el pago de la deuda externa.

Ver todas las Noticias