Comunicado Secretaría Previsional Amsafe Rosario.

Noticias

22 dic 17


La furiosa represión que el gobierno de Macri desató el jueves pasado no pudo amedrentar al pueblo argentino, que sigue reclamando, y se volcó a las calles en continuidad con las protestas llevadas a cabo en distintos puntos del país.

La Plaza Congreso fue desbordada por las columnas de trabajadores, docentes, organizaciones sociales y estudiantes. Decimos entonces, fue una importante jornada de lucha, una verdadera rebelión de los trabajadores – en primer lugar, contra el pacto del macrismo y los gobernadores, los cuales, a pesar del enojo popular, defendieron cerradamente confiscar a los jubilados.

En segundo lugar, un enorme enojo contra la propia CGT, que en lugar de organizar un gran paro activo capaz de canalizar toda la energía de los trabajadores contra el saqueo previsional, anunció una medida tardía expresando que los trabajadores tenían que estar en sus casas, cuando la convocatoria de sesión para votar la Ley, ya era un hecho. Al margen de cualquier especulación, los trabajadores colmaron la plaza Congreso.

Tras la represión, un cacerolazo con bocinas se hizo oír al caer la noche en Rosario y en distintos puntos del país.

Otra muestra palpable fue la concentración del viernes 15/12 frente a la caja de jubilaciones en Rosario, con la presencia de compañeros activos y jubilados de varios sindicatos.  

El gobernador Miguel Lifschitz, que a pesar de expresar que “La Caja No se Toca”, en forma paralela acompañó con su firma el Pacto Fiscal, alineando a Santa Fe con la nación, al punto tal que la provincia tiene turno fijado febrero-marzo/2018 para ser considerada de acuerdo a lo pactado entre Macri y el gobernador.

La jornada del 18 de diciembre queda inscripta en la memoria del pueblo Argentino, como una de las tantas que ya conocemos, el Cordobazo, las huelgas del 1975 contra el Rodrigazo, la revuelta del 2001 contra De la Rúa Cavallo o la jornada del Puente Pueyrredón en el 2002. Se puso de cara a la sociedad el antagonismo irrevocable entre un régimen social y político confiscatorio, de un lado, y la mayoría trabajadora que se opone al avance confiscatorio, del otro. Y como en las anteriores gestas, se expresó la necesidad de la clase obrera de superar las direcciones sindicales y políticas vigentes.

Para nosotros trabajadores jubilados esta jornada deja la conclusión de seguir organizados, deliberando y movilizados para, como dice nuestra bandera

DEFENDER TODAS LAS CONQUISTAS JUBILATORIAS.

Por la defensa de nuestras conquistas jubilatorias para frenar este plan de ajuste.

Viva la lucha de los trabajadores contra el saqueo jubilatorio.

No a la Represión.

Secretaría de Asuntos Previsionales Amsafe Rosario

Ver todas las Noticias